Arturo Pérez-Tejada

Arturo etiqueta con el nombre de "inocentes y angustiadas" un puñado de canciones en las que proyecta la oportunidad que todos los seres humanos tenemos de llevar una doble vida: una hermosa y otra terrible. 

Las "inocentes", y quizá típicas canciones de amor y desamor, sueños e ilusiones compuestas mediante letras y acordes puros y sencillos.

Y, las "angustiadas", canciones que reflejan la excitación y al mismo tiempo el estrés ante la vida y, en las cuales, Arturo da forma a ambientes en los que la fantasía y la realidad, el bien y el mal, se mezclan y a veces se funden.

Así, este freak-Light de la trova propone en sus temas, imágenes como la de un ángel de la guarda deprimido en Ángel guardián, una mujer enamorada y violenta en La Maldita Jacqueline, la fantasía erótica de un amor reprimido en El amor nos ha golpeado con un tubo en la cabeza y la desintegración del supuesto amor eterno en Para Siempre (canción de las caricaturas).

Para Siempre (Letra y música Arturo Pérez-Tejada) 

Hoy campanita olvidó a Peter Pan
Y Mickey Mouse se separó de Mimi
La cenicienta a dejado a su eterno galán
Y Blanca Nieves ha engañado al principe
Con un enano.

Archie cortó con Verónica ya
Lorenzo se divorció de Pepita
Lex Luthor se ligó a la viuda de Superman

Robin y Batman han peleado a morir
Por Batichica.

Al final estas parejas vivieron otras moralejas
Menos fantasías más corrientes.
Al cerrar sus cicatrices cuentan que fueron felices
Para siempre, para siempre, para siempre,
Para siempre.

Papá Pitufo no quizo ceder 
Al matrimonio de la Pitufina
Porque los celos no lo dejan de corroer
Con un hechizo convirtió al novio feliz
En zedillista.

Ay¡ yo lo sé
Que Trazan y Jane ya no viven en la selva
Pues se marcharon por caprichos diferentes
Ella se fue a Japón el regresó a Inglaterra.

Mi madre ayer se marchó del hogar
Mi padre llora como llora un niño
Cuando lo quitan lo único que sabe amar
Y se pregunta: "ahora que va a suceder 
Con mis exhijos".

Romeo y Julieta llegaron por mar
Hasta las playas de islas canarias
Aquel veneno fue elixir de la eternidad
Por mucho tiempo aquel escritor inglés
Nos vió la cara.

Al final, estas parejas vivieron otras moralejas
Menos fantasías más corrientes.
Al cerrar sus cicatrices cuentan que fueron felices 
Para siempre, para siempre, para siempre.

Sitio oficial: http://www.arroba.net.mx/arturopereztejada/

Regreso a sección trovadores