Jorge Trewartha

Jorge Trewartha - Artista del Mes de AgostoLos estruendosos aplausos de más de doscientas personas se vieron interrumpidas ante la voz de Mario Alvídrez quien invitó a escenario a dos cantautores, hasta ese momento, desconocidos para muchos de los hermosillenses presentes en el área de Rectoría de la Universidad de Sonora.

El primero, capturó desde que cantó a "todas las chicas bonitas" para las carcajadas de los hombres presentes, pero también se echó a la bolsa a las mujeres con las posteriores.

Ese día del mes de abril lo conocí, y desde entonces, en un contacto constante, conversamos, intercambiamos ideas, y siempre doy referencia de lo que en Hermosillo, su ciudad natal, sucede.

También Luis Lugo me platicaba de Jorge Martín Rodríguez, cuando años atrás, aún radicaba en Hermosillo, que llegaba de repente con discos nuevos para escucharlos y conocer la propuesta de otros cantautores. Un día, tomó la decisión de partir, muy lejos de su tierra con el afán de conquistar rumbos desconocidos. Conquistó consigió muchas afinidades, amistades, apoyos, pero también esos golpes que te forjan a ser todo un triunfador, porque de las caídas se aprenden, y de los levantones nacen los hombres de éxito.

Y sin mucho rollo, aquí esta, lo que él mismo nos platicó de su propia historia.

Alexis Sánchez
Chorero


Nació el 23 de abril de 1978 en Hermosillo Sonora, es hijo de José Antonio Rodríguez y María Engracia Trewartha, desde que empezó a hablar no ha parado el pico cantando obviamente lo que escuchaba en casa, Cri-Cri y cuanta cosa infantil existía entonces y por allá por el 91, con la edad de la mala suerte: los 13, agarró la guitarra y empezó su trayecto como músico en los coros de las iglesias hasta hacerse director del coro de donde pertenecía (Santa Isabel de Hungría) en el 92, comenzó a estudiar la música y se topó con maestros como Jesús David Camalich, Leticia Varela, Germán Mendoza, Omar Salazar, Fernando Serrano, Jesús Acosta, Jesús Lee y otro sin fin de maestros que radican en Hermosillo y propiamente imparten clases en la Unison y en la Universidad de Hermosillo (veritas).

En 1996 integró un grupo llamado Manifiesto, estaba como director el compositor Víctor Manuel Franco, allí, hacían música folclórica sudamericana, en el 97 hizo un grupo de cuerdas llamado Resonancia con Begonia Silva, María Gracia y Mónica (no recordó el apellido), en el 98 entró a cantar como solista a unos eventos en el Hotel Fiesta Americana llamado “La Notte di Pasta” donde cantaba música italiana, en 1998 se mudó a la ciudad de México buscando terminar alguna carrera de Música en la cual solo fue aceptado como extra en las clases de canto y los talleres de composición.

Para este entonces ya quería su rollo como cantautor, pero todavía no apuntaba directamente donde debía estar.

En el 2000 descubrió uno foro de esos que en Hermosillo nunca existieron mientras vivió por estos lugares: las peñas.

En El Breve espacio, valga la redundancia, le dieron un breve espacio donde cantar sus primeras rolitas, fue entonces que tenia apenas unas cinco canciones de Silvio Rodríguez y se las veía negras para sacar el turno completo de 60 minutos y así fue que empezó a sacar y a sacar canciones de la nueva trova (“que de nueva ya no tenia ni madres”) por cierto (en este entonces hacia Música instrumental).

Y cayó poco a poco en los diferentes foros de la ciudad de México y Zona Conurbada: El Sapo Cancionero, el Mesón de la Guitarra, Peña Gallos, Jardín de San Agustín, Peña Códice, Café Corazón, etc. etc.

En el 2001 dio un concierto que de casualidad estaba grabando y de allí salio la idea de hacerlo disco (Un buen día) con canciones propias, co-autorías y covers de amigos como Poncho Maya, Víctor Manuel Franco etc.

Y caminando también por el interior de la república descubrió que había “un chingo de cantautores” a los cuales les podía aprender y empezó el camino ya con otros cantautores con los que compartió y sigue compartiendo el escenario.

Gente como: Poncho Maya, Mauricio Díaz “El hUESo”, Yahir Durán, Alejandro Chávez “El Twinky”, Leonel Soto, David Aguilar, Mauricio Jiménez “Morocco” (chorero) Genaro Patraka (“otro pinchi Chorero”), César “Lazcano Malo”, Miguel Inzunza, y un sin fin de “cabrones que pues la neta son tantos que no cabrían”.

Ahora de los roles que se da un día llegando a Morelia, “un wey llamado Adrián Gil, “El Tigre”, le metió la Idea de grabar un disco con las rolas nuevas “que por que la verdad al Un buen día le faltaba rolas buenas” según su punto de vista, fue entonces que en su casa, con el Alex Ontiveros, empezó a grabar un demo el cual después de 6 rolas que grabó con él, vino terminando de grabar en el DF en un “minidisc” y por haber recortado las rolas de diferentes fechas, lo llamó “Recortes”.

Actualmente se presenta en el Breve Espacio de Linda Vista y en el Cactus en Ecatepec, y hace tokines donde se pueda.

Su nombre completo es Jorge Martín Rodríguez Trewartha y dedica su chamba a su gente: su madre con el apellido, su padre “con la pinchi cara que no podría mentir que no soy su hijo” y a toda la banda que en realidad quiere escuchar una propuesta.

Abierto a todas las opiniones se hace llamar Jorge Trewartha


Regresar a la galería de artistas

¡A trovarse!